Previous
Next
Golfredo Dávila: Superando obstáculos

Golfredo Dávila: Superando obstáculos

Superando obstáculos

En la lucha por el cambio político, los venezolanos han tenido que recorrer un camino lleno de obstáculos,unos más tortuosos que otros. Por fortuna, muchos han sido superados, han permitido acumular fuerzas y se ha adquirido experiencia, en dos áreas claves, en la diversificación de las formas de lucha y en las adecuaciones tácticas.

Muchos pudieran apesadumbrarse por no haber logrado el objetivo estratégico, que lleva implícito, sacar a la escoria del poder y alcanzar democracia, soberanía, desarrollo económico y justicia social, pero también hemos dicho que esa tarea no es sencilla, además, esa tiranía cuenta con ventajas, poseen las armas de la República y nosotros sólo contamos con escudos de madera; abusan de los recursos del Estado, se han adiestrado en el manejo psicológico, en las mentiras, en la manipulación y en las maniobras para preservar el poder.

El sólo hecho de contar con el apoyo de la cúpula militar, les da rienda suelta para cometer desmanes y mostrar su conducta inhumana, como la bestial represión desatada en los 4 meses de rebelión popular, 120 jóvenes asesinados, decenas de miles de heridos, miles de presos y exiliados. Atrocidades que han sido usadas para desmoralizar al pueblo y mostrarse como invencibles, pero siempre, ese tipo de conductas causan el efecto contrario,generan más indignación, aceleran la protesta y son la expresión de su mayor debilidad. 

Teniendo claridad de sus ventajas, que al mismo tiempo son sus principales defectos, nuestro papel, no puede ser la autoflagelación, menos cuando sabemos que la inmensa mayoría no los quiere, que es la principal piedra en su zapato. Lo cierto es que la sociedad opositora, hoy está en mejores condiciones que ayer, crece su fuerza interna y el apoyo internacional, el sólo hecho de haber llegado a 120 días de protestas en las calles, es un acto de heroicidad sin precedentes.

Otros logros se expresan en que ya no cometemos tantos auto-goles, le ha quedado poco escenario a quienes se aprovechan de los inmensos deseos de cambio incrustados en el pueblo, para generar falsas expectativas; o quienes plantean tácticas, sobre las que no se tiene gobernabilidad, como el camino de la violencia, terreno al que ellos siempre nos han querido arrinconar y donde son más diestros, además que la oposición carece de los instrumentos para ese fin. 

Otro avance, se ha reducido el número de personas “opositoras” cuyas críticas son más duras contra la MUD que contra el régimen. A los que todavía piensan así, les decimos que la participación electoral, no es un acto de traición, ya la gente entendió, que ganar las gobernaciones, aparte de demostrarle al mundo que somos mayoría, generaría una enorme contribución al logro de la estrategia.

Pongamos, entonces, las cualidades por encima de los escollos, este pueblo ha demostrado valentía y sagacidad, perseverancia, resiliencia y determinación, si esas virtudes ayudan a mejorar la unidad, a darle uso adecuado a las formas de lucha y organización disponibles, de seguro, cantaremos, más temprano que tarde, la derrota de la tiranía.

Ing. Golfredo Dávila, Secretario General de Vanguardia Popular en el Zulia
Golfredo Dávila: No + Burlas

Golfredo Dávila: No + Burlas

Golfredo Dávila: No + Burlas

Escribiríamos un tratado con cientos de páginas aludiendo la cantidad de insolencias y vejámenes que este régimen vocifera y ejecuta contra este noble pueblo. Nicolás se mofa, no sólo de nuestra Carta Magna, sino que se enfila contra la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que contempla el derecho a la protesta como un derecho humano fundamental.

Para Maduro y sus secuaces, son ellos quienes se puede arrogar el derecho de incriminar a las personas; si leemos entre líneas, en sus recientes discursos, afirma que sólo lamiéndole los pies, se logra la paz. El pueblo perdió su derecho a indignarse o a la protesta, debe callar ante cada uno de sus abusos, o frente a las agresiones y el terrorismo de Estado, ya que la pena por protestar es de 15 a 25 años de prisión. El ilegítimo actúa como aquel que se burla de todo el mundo, pero cuando le hacen una pequeña broma, se encoleriza. Los que cometen desmanes, crímenes y/o asesinatos, en nombre de la defensa del narco-Estado, como el caso de los colectivos armados, o la Guardia Nacional, son premiados.

En un país donde se respete el Estado de Derecho, un mandatario que criminalice la protesta y actúe con semejante desfachatez, le cabe antejuicio de mérito, por violar los Derechos Humanos y por instigación a delinquir. Pero como se sabe, acá todo está torcido, ni en los tiempos de la esclavitud, donde imperaba la ley del amo, operaba tal maltrato, al menos aquellos amos alimentaban a sus esclavos, esta dictadura, además de estar matando de hambre al pueblo, se apropia indebidamente de los dineros y riquezas del país, convirtió a Miraflores en un gran cártel de las drogas y ha entregado nuestros recursos de manera descarada a los imperios chino y ruso. 

Se burla del pueblo cuando habla de soberanía, hoy más que nunca somos una colonia, al punto que los países imperiales, en el contexto de sus negociaciones, mueven a Venezuela como una pieza de ajedrez. En los últimos meses, estos países declaran a favor del pueblo o del régimen, dependiendo de sus contradicciones, de sus intereses y de los planes de expansión de sus mercados.

Este pueblo no tiene odio, la protesta es una consecuencia de la destrucción, de los desmanes contra el país y del irrespeto y burla constante contra su dignidad; lo que si tiene es indignación y sed de justicia. Las barricadas, los trancones, los paros, son acciones diminutas frente a la gran tranca y paralización de la economía, que sufre el país desde hace muchos años, por culpa de la cúpula corrompida. Ellos, hoy se burlan, agreden al pueblo con absoluta impunidad, pero la inmensa mayoría de los venezolanos con su decisión, con la protesta y la organización, destrancara la tiranía, exterminará la burla y el terror, que son el cuerpo y esencia del Estado y producirá el cambio político, para lograr la anhelada justicia.

Ing. Golfredo Dávila, Secretario General de Vanguardia Popular Zulia
Vanguardia Popular: La solidaridad internacional y la posición del gobierno de Donald Trump

Vanguardia Popular: La solidaridad internacional y la posición del gobierno de Donald Trump


RECHAZAMOS LA AMENAZA MILITAR IMPERIALISTA. SALUDAMOS LA SOLIDARIDAD INTERNACIONAL

Vanguardia Popular condena de manera firme y categórica la amenaza militar del gobierno de Donald Trump, rechaza la pretensión de convertir a Venezuela en pieza del ajedrez geopolítico de las superpotencias imperiales y denuncia la demagógica pose “antiimperialista” del gobierno de Maduro. Asimismo, ratificamos que la crisis venezolana será resuelta por los venezolanos y que la solidaridad internacional no debe ser pretexto para el injerencismo y la intervención.

La deriva autoritaria, represiva y dictatorial que ha escogido el régimen encabezado por Nicolás Maduro, rechazada y enfrentada con firmeza y determinación por la inmensa mayoría de nuestro pueblo, ha activado las alarmas de la comunidad internacional, ha despertado su justa preocupación y motivado pronunciamientos, iniciativas y medidas por parte de gobiernos, parlamentos, instituciones y órganos multilaterales que agrupan a las naciones, regulan las relaciones internacionales y velan por la vigencia y el respeto de los derechos humanos y las libertades democráticas.
Vanguardia Popular saluda tales iniciativas y esfuerzos, los considera necesarios y útiles frente al quebrantamiento grave del orden constitucional y democrático del país y la imposición de un régimen de facto, opresivo y hambreador. La profunda crisis general que sufre la sociedad venezolana; la emergencia nacional en materia de alimentos, medicinas e insumos médicos; la violación masiva, sistemática y continuada de los derechos humanos como consecuencia de una política de Terrorismo de Estado; el cercenamiento de las libertades y derechos democráticos fundamentales y el empeño por cerrar cada vez más las vías para una salida constitucional, democrática, pacífica y electoral a esta tragedia nacional; son todas poderosas razones para exigir posiciones firmes y solidaridad activa con la lucha que libra el pueblo venezolano y sus fuerzas democráticas. Ante esta terrible crisis no caben la indiferencia, las medias tintas o las poses declarativas.

No obstante lo anterior, esta crisis, y la solidaridad que ella demanda, no pueden ser excusa para la violación de nuestra soberanía nacional, para el injerencismo y la intervención, que nada tienen que ver con la solidaridad con nuestro pueblo y que solo evidencian la vocación guerrerista e imperial del gobierno de Donald Trump. Reiteramos que amenazas como las proferidas por Trump, así como cualesquiera otras medidas que impliquen la intervención militar o la aplicación de sanciones económicas y comerciales cuyas consecuencias acarreen más sufrimiento a nuestro pueblo, deben ser condenadas y rechazadas firmemente por todos los sectores democráticos del país y de la comunidad internacional. En tal sentido, exigimos de la Mesa de Unidad Democrática, de todos sus partidos y liderazgos, un pronunciamiento claro y sin ambages al respecto.

Consideramos que amenazas y medidas como las aquí denunciadas solo sirven para horadar nuestra soberanía nacional, para profundizar los padecimientos de nuestro pueblo y para la coartada, la demagogia y las maniobras del régimen de Nicolás Maduro, el cual posee un largo memorial de entrega de los intereses nacionales al capital financiero internacional y las transnacionales del petróleo y la minería, cuya política ha convertido a Venezuela en espacio de disputa de los intereses norteamericanos, rusos y chinos; todo lo cual forma parte de la crisis que debe ser resuelta en lo inmediato.

Al condenar firme y categóricamente la amenaza militar del gobierno guerrerista de Donald Trump, llamamos a la comunidad internacional a acompañar solidaria y fraternalmente a nuestro pueblo, a contribuir eficazmente a que cese la represión y la arbitrariedad, a que se abran canales para que fluya la ayuda humanitaria, impostergable de cara al drama social y económico que sufre la mayoría nacional, y a que se habiliten fórmulas que permitan una salida política urgente a la grave crisis en que nos hallamos sumidos. Todo ello con arreglo a los principios del Derecho Internacional, en concordancia con los Tratados suscritos por el Estado venezolano, en resguardo de nuestra soberanía nacional y autodeterminación frente a los poderes fácticos que buscan imponer sus intereses imperiales, y en reivindicación del principio rector según el cual es el pueblo venezolano quien debe decidir libremente y de forma democrática su destino.

Caracas, 13 de agosto de 2017
P/El Comité Político Nacional de
Vanguardia Popular
Rafael Venegas
(0414-0380114)
Secretario General
Vanguardia Popular exige anular elección de la Asamblea Nacional Constituyente

Vanguardia Popular exige anular elección de la Asamblea Nacional Constituyente

Vanguardia Popular exige anular elección de la Asamblea Nacional Constituyente

Vanguardia Popular se suma al coro de voces que nacional e internacionalmente se levanta para denunciar el colosal fraude cometido con motivo de la elección de la Asamblea Nacional Constituyente, exige la suspensión de todos sus efectos y demanda la realización inmediata y a fondo de una auditoría imparcial e independiente de todas las fases de dicho proceso, con énfasis en la contrastación de los resultados de las actas de votación de las máquinas electorales contra las actas de totalización y los cuadernos de votación.

Desde el mismo momento en que se anunciaron dichos resultados, denunciamos que se pretendía consumar un doble fraude: fraude a la Constitución, cuando se usurpa el poder constituyente originario cuyo titular único es el pueblo, y fraude electoral cuando se falsean las cifras para ocultar inútilmente lo que todas las encuestas de opinión anunciaban de antemano: que al menos el 85% de nuestros compatriotas rechaza esta maniobra gubernamental.

Con la denuncia hecha por Smartmatic se abre un nuevo capítulo de esta larga y grave crisis que sacude a la sociedad venezolana toda. El mismo encarna grandes posibilidades de que se abran los caminos hacia los cambios urgentes que reclama el país, tanto como enormes riesgos dada la naturaleza autoritaria y represiva de un gobierno que se aferra al poder contra la voluntad del pueblo y al margen de la Constitución. En consecuencia, exhortamos al liderazgo opositor de todos los matices, de la MUD, del chavismo democrático y del Frente en Defensa de la Constitución y la Democracia, entre otros, a convocar a la más amplia y sincera unidad de todos los sectores de la vida económica, social, cultural y política del país a fin de articular todas nuestra voluntades y visiones en un solo haz de fuerzas que de manera serena pero muy firme, sensata pero muy audaz, coherente y cohesionadamente, se coloque al frente de un pueblo que bastante sacrificio ya ha aportado en innumerables muestras de su determinación de lucha y su conciencia de cambio.

Ratificamos nuestra convicción de que no es posible superar los devastadores efectos de la crisis económico-social, recuperar la gobernabilidad, restablecer la paz social y la estabilidad política con el gobierno de Nicolás Maduro. Es urgente entonces que para evitar más saldos trágicos se produzca su renuncia,a fin de conformar un Gobierno de Unidad Nacional y desarrollar un Programa de Cambio de Rumbo que restablezca el orden constitucional infringido; declare la Emergencia Nacional en materia de alimentación, salud y seguridad; promueva la reorganización del CNE y el TSJ; libere a todos los presos políticos y garantice la realización de unas elecciones generales absolutamente libres y confiables, supervisadas por los organismos de la comunidad internacional.

¡LA CONSTITUYENTE ES UN FRAUDE… DESCONÓCELA!

Caracas, 03 agosto 2017
Comité Político Nacional de Vanguardia Popular
Golfredo Dávila: Venezuela no se rinde

Golfredo Dávila: Venezuela no se rinde

Golfredo Dávila: Venezuela no se rinde

La dictadura de Maduro, a través de la represión, ha asesinado 130 venezolanos, en 120 días de protesta popular; es responsable de la muerte de una buena cantidad de niños, parturientas y ancianos, algunos por desnutrición y otros por falta de medicinas; de decenas de miles que mueren a manos del hampa y del crimen, cada año; y ahora del tiro de gracia que le propinó a la democracia a través del acto delictivo, que denominaron constituyente.
En medio del delito o fraude de este domingo 30 de julio, hicieron uso de sus únicas capacidades, la de reprimir y mentir, 16 muertes y como por acto de magia aparecieron votantes por doquier, una especie de espejismo hizo que Tibisay, en vez de apreciar la realidad que mostró centros de votación desolados, vio el 99,9% y más de participación, es decir más de 19 millones de electores, claro, le indicaron que era una cifra exagerada, entonces inventó otra, también ridícula. Con todo lo ocurrido y los asesinatos en serie, tendríamos que declarar un luto nacional, sin embargo y muy a pesar de la tragedia que sufre nuestro pueblo, Venezuela sigue adelante.
En junio dijimos que la única forma de consumar el fraude, era a sangre y fuego, así fue. Hoy se podrán sentir guapos y apoyados, pero es porque cuentan con las armas, que les han servido, tanto para asesinar a manifestantes, como para chantajear, amenazar al pueblo en función de inducir su voto, pero mañana, carecerán de estos instrumentos y tendrán que pagar por sus atrocidades y crímenes de lesa humanidad. Podrán usar el cuerpo cancerígeno y gangrenado de la mal llamada constituyente, para esparcir su veneno, pero quienes nos oponemos al esclavismo, desconoceremos todos los actos que de ella emanen.

A toda la tragedia engendrada por el régimen, se suman a diario actos de barbarie, como lo son su burla cruel y su cinismo escandaloso, para tratar de desmoralizar al pueblo, ¡no lo lograrán! Estamos seguros que, bajo ninguna circunstancia, este pueblo se achicopalará, por tanto, colocará oídos sordos a las voces agoreras, no se dejará llevar por la impotencia, ni se sumergirá en la desesperanza, al contrario, crece la indignación, hay más razones para la protesta y las acciones de calle y para fortalecer el espíritu de lucha y unidad por el cambio. 
Hacemos un llamado al liderazgo opositor, a adecuar la estrategia por el cambio político, en esta nueva circunstancia, para ejecutar las decisiones que el pueblo refrendó el pasado 16 de julio y a definir la táctica para enfrentar la represión. Esperamos que cumplan aquel acuerdo de ampliar el cuerpo donde se toman las decisiones. Si en el 2016 la MUD fue cuestionada duramente por reducir dicho escenario al G4, está muy mal que, durante estos meses de rebelión popular, siga siendo ese organismo el que decida todo, sobre todo. Seguir incumpliendo ese acuerdo pesa, al igual que la pugna por el control y el liderazgo, el sectarismo y el hegemonismo, vicios que han de desterrarse, para mejorar e incrementar nuestras fuerzas, recordemos que entre más amplio y unitario sea el movimiento, más productivas y eficaces serán las decisiones ylas acciones. 
Asimismo, reiteramos aquella máxima de la política, que es convertir los discursos y arengas en hechos, el pueblo dio luz verde a la conformación de un gobierno paralelo de unidad nacional, es hora de echarlo a andar, para poner aprueba nuestro interés por unir al país y para demostrar, previo al desenlace definitivo, que podemos hacerlo mejor.

Ing. Golfredo Dávila, Secretario General Vanguardia Popular Zulia
Vanguardia Popular llama a desconocer la Farsa Constituyente

Vanguardia Popular llama a desconocer la Farsa Constituyente

Vanguardia Popular llama a desconocer la Farsa Constituyente

En una jornada signada por la escasa participación y una brutal represión, que nos deja el triste saldo de un colosal fraude y 16 muertos, además de decenas de heridos y centenares de detenidos, el gobierno de Nicolás Maduro, a través del CNE, anuncia la elección de una Asamblea Nacional Constituyente que configura una doble estafa: burla la Constitución y usurpa el Poder Constituyente, cuyo titular único es el pueblo, y adultera los resultados para intentar legitimar una farsa. Vanguardia Popular denuncia tal propósito, llama a desconocer la fraudulenta y espuria Constituyente impuesta y exhorta al pueblo a redoblar los esfuerzos por restablecer la plena vigencia de la Constitución, violentada y amenazada hoy más que nunca, a hacer valer su condición de mayoría y su firme determinación de producir un cambio de rumbo en la conducción y orientación de los destinos de la Nación.
En un proceso electoral plagado de irregularidades y manejos discrecionales, controlado absolutamente por el gobierno y el PSUV, en el que cualquiera podía votar en cualquier centro electoral y que fue prolongado hasta altas horas de la noche sin que hubiese electores en disposición de sufragar, el gobierno-CNE anuncia unos resultados según los cuales 8.089.320 votantes, equivalente al 41% del total de los electores, habría concurrido a esta elección. Contra semejante mentira habla el testimonio de miles de centros electorales vacíos a lo largo de toda la jornada, lo que obligó a cerrar muchos de ellos y a trasladar votantes a otros centros cercanos, tal como pudo ser constatado por la comunidad nacional e internacional.Mientras todos los análisis y muestras estadísticas coincidían en un estimado de participación que en ningún caso alcanzaba los 2.500.000 votantes, equivalente al 12% del total del registro electoral, el binomio Nicolás Maduro-Tibisay Lucena anuncia un resultado que inútilmente pretende ocultar la más alta abstención que se haya registrado en la historia política del país.

El pueblo venezolano le ha dicho tres veces NO de forma contundente a esta estafa: a través de las más gigantescas manifestaciones de calle que se hayan producido jamás en nuestro país; en la Consulta Popular realizada el pasado 16 de julio cuando más de 7.600.000 compatriotas la rechazaron expresamente; y en el día de ayer, cuando 17 millones de compatriotas, correspondiente al 87% del total de los electores, se negaron a sufragar.De nada sirvieron las amenazas, el chantaje y la presión; la atosigante campaña de manipulaciones y mentiras; la estrategia de terrorismo de Estado que pretendió y pretende imponer el miedo y sembrar el país de muertos, torturados, heridos, lesionados y detenidos; el derroche milmillonario de los dineros públicos que el país necesita para atender la emergencia en materia de alimentos, medicinas e insumos médicos.

Este fraude que hoy rechaza la comunidad nacional e internacional le termina de quitar la precaria base de legitimidad que aún podía quedarle al gobierno de Nicolás Maduro y agrava todos los signos de la crisis general que sacude a la Nación. Definitivamente, no es posible superar la grave crisis económica y social que condena al hambre y al empobrecimiento a la inmensa mayoría de nuestros compatriotas, bajo la égida de quienes han arruinado al país, destruido el aparato productivo nacional y entregado nuestra soberanía y riquezas a las transnacionales y el capital financiero internacional. Tampoco es posible recomponer la gobernabilidad perdida, restablecer la paz social y la estabilidad política bajo la conducción de la cúpula hambreadora, represora y corrompida que hoy desgobierna.

En consideración de lo anterior, Vanguardia Popular exige que sea escuchada y respetada la voz del pueblo, no solo por el gobierno de Maduro, cuya mejor contribución tendría que ser renunciar para facilitar una transición constitucional, democrática y pacífica que le ahorre nuevos y mayores sacrificios al país, sino también por el liderazgo opositor de todos los matices, quienes están obligados a forjar la más amplia y efectiva unidad de todos los sectores políticos, sociales y culturales en torno a una estrategia y un plan que tracen claramente el camino a seguir para asegurar la victoria del pueblo contra sus opresores.

Caracas, 31 de julio de 2017
Por el Comité Político Nacional de Vanguardia Popular
Rafael Venegas
C.I: 3.814.870
Tlf: 0414-0380114
Encuentro por la  Defensa de la Constitución: Unidos chavistas y opositores en contra de la constituyente

Encuentro por la Defensa de la Constitución: Unidos chavistas y opositores en contra de la constituyente

Encuentro por la  Defensa de la Constitución: Unidos chavistas y opositores en contra de la constituyente

Un grupo de ex funcionarios del gobierno de Hugo Chávez , así como opositores  y personalidades  independientes  coincidieron en un evento en la sede de la Asociación de Profesores de la UCV e hicieron público un documento en el cual destacan la imperiosa necesidad de enfrentar  la propuesta de constituyente gubernamental  prevista para este fin de semana.
Los Constituyentes Ricardo Combellas y Freddy Gutierrez  tomaron parte en el encuentro junto a Gabriela Ramírez  y Víctor Alvarez, Fernando Vegas,  Hiram Gaviria,  Américo Martín, Alfredo Padilla, y el profesor Samuel Pérez como anfitrión del evento. La iniciativa congregó  también a integrantes del Frente por la Defensa de la Constitución y la Democracia de la Asamblea Nacional.  Juan Luis Hernández  fungió como relator del acto  y el  documento  que  fue leído  por Rafael Venegas  señala lo siguiente:
Es un principio cardinal expresado por los constituyentes de 1999 que en materia de Asamblea Nacional Constituyente el pueblo debe tener  la primera y la última palabra. Así está establecido en nuestra Carta Magna,  lo cual supone  que no pueden dejarse de lado los valores de la democracia participativa y protagónica.

La convocatoria realizada por el primer mandatario no cumple con estos requisitos, y adicionalmente resulta innecesaria e injustificada en el actual marco de crisis económica y social que sufre nuestra población y frente a la cual espera soluciones efectivas a sus graves padecimientos

El Presidente de la República, al usurpar una función que le está atribuida al pueblo, incurre en el delito de usurpación de funciones tipificado en nuestra legislación penal, pero no sólo él es indiciado en la comisión del delito, también lo son,   el Consejo de Ministros, las Rectoras del Consejo Nacional Electoral y los Magistrados de la Sala Constitucional, quienes han actuado como cómplices, cooperadores, auxiliadores y encubridores. Se trata de una concurrencia de delitos agravados por la existencia de hechos premeditados y alevosos.

La adhesión a lo planteado por la Fiscal General de la República ante el TSJ y las iniciativas de la Asamblea Nacional han unido y movilizado a todos los venezolanos, y creemos que, de hecho, ha concitado la existencia de un amplio frente contra la Constituyente fraudulenta

En esta dirección, quienes suscribimos este documento, venezolanos de diversas concepciones políticas e ideológicas, que coincidimos en la necesidad de actuar rápida y eficazmente para enfrentar la Constituyente que subvierte el espíritu, propósito, razón y la letra de lo establecido en nuestra Constitución Nacional, nos proponemos animar una confluencia que nos permita actuar en conjunto frente a la ruptura del orden constitucional.

Este debe ser el espacio de encuentro de todos los venezolanos de distintas posiciones y sectores que atendemos al llamado expresado en el Artículo 333 de nuestra Carta Magna: “Esta Constitución no perderá su vigencia si dejare de observarse por acto de fuerza o porque fuere derogada por cualquier otro medio distinto al previsto en ella. En tal eventualidad, todo ciudadano investido o no de autoridad, tendrá el deber de colaborar en el restablecimiento de su efectiva vigencia”.

La movilización nacional en defensa de la Constitución y en rechazo a la constituyente fraudulenta, para ser eficaz, exige de todos los venezolanos algunas definiciones sobre qué hacer y cómo hacerlo, sobre qué decir y dónde decirlo, sobre cómo organizarnos y cómo movilizarnos

Se requiere organizar y desarrollar la confluencia para derrotar la Constituyente de Maduro poniéndose de acuerdo sobre las acciones a tomar frente a su inminente imposición, y la participación popular en ellas. Se requiere una campaña que le explique a todos los sectores de la sociedad venezolana, que la constituyente convocada no resuelve nada, y que las tragedias que hoy padecemos continuarán. Mientras tanto,  Maduro se va eternizar en el poder

Esta confluencia que hoy creamos, pretende constituirse en punto de encuentro, y un centro de iniciativas para dar eficacia a la lucha en defensa de la Constitución y contra el fraude constituyente
Golfredo Dávila: Expediente Delincuencial

Golfredo Dávila: Expediente Delincuencial

Expediente Delincuencial

Todos los sectores del país hemos coincidido, desde hace largo rato, que estamos en presencia de un Estado forajido y/o cleptocrático. En un artículo titulado “Cuando el Estado es criminal” de hace dos años, llegábamos a esa conclusión. Es tan extensa la larga cadena de delitos y crímenes del Estado, que se podría escribir un libro al respecto, desde la famosa toma de la UCV en marzo del 2001 hasta la fecha, destacando que dicho expediente negro, cada día crece y con delitos más graves que los anteriores.

Los estudios del abogado y criminólogo Fermín Mármol García referidos a los cinco micro Estados de violencia en Venezuela, se quedaron cortos. A la política de terror ascendente; al segregacionismo impuesto que mantuvo por largo tiempo a la sociedad venezolana dividida; al saqueo de las riquezas naturales por parte de una pequeña cúpula que tiene centenares de miles de millones de dólares en bancos foráneos; a la violación sistemática de los Derechos Humanos; haber convertido a Miraflores en un pranato y en el principal cartel de la droga y el narcotráfico; al estado de pobreza, hambre y miseria al que condujeron a la población, incluida la negación de la apertura del canal humanitario para paliar la emergencia en salud y alimentos; se le han sumado los golpes de Estado continuados. Cierran este ciclo el fraude constitucional, delito, que esperamos, no se consume; la represión desenfrenada que ha dejado 70 asesinatos, miles de heridos, 3000 detenciones arbitrarias y el acoso y persecución a líderes políticos y activistas de los Derechos Humanos. 

Esta prostituyente, sería tan grave, que acabaría con los últimos residuos de democracia, truncaría todo signo de libertad, eternizaría a Maduro y al régimen en el poder agravaría todos los problemas del país; con esto se usurpa la facultad que inalienablemente reside en el pueblo, como único poder originario y con autoridad para cambiar o no la Constitución, a través del voto universal, directo y secreto; cosa negada por unas bases comiciales ilegales y absolutamente antidemocráticas. Todo su plan es terminar de destruir al País y a la Nación, escamotear las conquistas populares, anular la Asamblea Nacional, destituir a la fiscal y hacer una Constitución antinacional, para terminar de entregar nuestras riquezas a Cuba, a China y a Rusia.

Hay que desenmascarar su propaganda perniciosa, este pueblo no quiere cambiar la constitución, lo que quiere es solución a sus problemas; aspiramos elecciones legales y transparentes, no este tipo de adefesios del régimen, que convertirían en delincuente y/o cómplice de un delito de lesa patria a todo aquel que participe. Es clave aclarar que hay una diferencia abismal, entre el rechazo a esta jugada sucia y la decisión de abstenernos en las elecciones de 2005, cuya razón fue meramente política, producto de que había un rechazo mayoritario de la población a aquel proceso; en cambio ahora, aparte de las razones política, hay razones jurídicas y penales. 

Es más, en el marco de este golpe de Estado, el régimen está ejecutando dos delitos;1) Instigación a delinquir, producto de la convocatoria al pueblo a participar en dicho acto, incluida la presión, el chantaje y la amenaza que ejercen para que se involucre; 2) Apología del delito, cuando venden dicho evento como algo muy bueno para el País, que el mismo serviría para lograr la paz y darles rango constitucional a las misiones. Nada más absurdo e inaudito, pues los derechos sociales que ellos dicen garantizar con estos programas, ya están plasmados en la Constitución; y algo más grave, imaginémonos tener el CLAP con rango constitucional, es como resignarnos a depender de una bolsa de comida. 

Aquí, grosso modo, están las razones de la indignación y rebeldía del pueblo. La Venezuela decente rechaza el fraude y lo impedirá.

Ing. Golfredo Dávila, Secretario General Vanguardia Popular Zulia
Vanguardia Popular anuncia que no avalara El Fraude Constitucional

Vanguardia Popular anuncia que no avalara El Fraude Constitucional

Vanguardia Popular anuncia que no avalara El Fraude Constitucional
Prof. Rafael Venegas, Sec. General Vanguardia Popular
Frente a la convocatoria hecha por el Consejo Nacional Electoral para que los días miércoles y jueves de la presente semana todas las fuerzas sociales y políticas del país procedan a inscribir candidatos y candidatas a la farsa constituyente convocada por el presidente Maduro, Vanguardia Popular anuncia su irrevocable decisión de no avalar el fraude que representa la celebración de una Constituyente espuria, inconstitucional, antidemocrática y regresiva, que marcha a contravía de las demandas de un pueblo que se ha declarado en rebeldía y que desde las calles de todo el país reclama con urgencia un cambio de rumbo en la conducción y orientación de los destinos de la nación. Asimismo, exhortamos a todos los partidos agrupados en la Mesa de la Unidad Democrática, a los sectores del chavismo crítico en todas sus expresiones y, en general, a todas las fuerzas democráticas, populares y progresistas del país a no convalidar con su participación la más grosera estafa cometida contra la soberanía popular y la voluntad mayoritaria de nuestros compatriotas.

En efecto, se convoca a inscribir candidaturas a una elección constituyente cuyas bases comiciales no han sido discutidas y aprobadas por el propio CNE y sin someterlas a la obligatoria consulta del pueblo, en cuyo seno reside intransferiblemente la soberanía y depositario único del poder constituyente originario, de acuerdo con la establecido en la Constitución. Se convoca a inscribir candidaturas cuya representación territorial viola el principio constitucional de la representación proporcional, mientras para la representación sectorial, de claro tufo corporativo y fascistoide, no se cuenta aún con un registro de electores y cuya elaboración quedará en manos del propio gobierno. Se convoca a inscribir candidaturas para una Constituyente sin la aprobación de las normas que regirían el proceso, sin la publicación de un cronograma y, lo más grave, sin definir el tiempo de duración de su mandato y sin que sus resoluciones sean sometidas a la consulta popular, incluida la aprobación de la nueva Constitución.
Cuando aún está fresco en la memoria de nuestro pueblo el recuerdo de todas las maniobras y tácticas dilatorias que convirtieron la solicitud de activación del referéndum revocatorio del mandato del Presidente Maduro en un vía crucis que se extendió por espacio de casi un año, y que finalmente fue frustrado por decisión ilegal de unos tribunales sin competencia en materia electoral; cuando con la excusa de dicha solicitud fue diferida la convocatoria de las elecciones regionales que por mandato constitucional debieron celebrarse en diciembre del año pasado; presenciamos ahora cómo de la forma más descarada y cínica, sin disimulo alguno y sin cuidarse siquiera de guardar algunas formas, el binomio Nicolás Maduro-Tibisay Lucena, a través de la oficina electoral de Miraflores que es el Consejo Nacional Electoral, atropella los lapsos y procedimientos mínimos indispensables para instaurar a troche y moche una Constituyente sin espíritu revolucionario y transformador, sin pueblo y contra el pueblo. Por intermedio de ella se pretende imponer una estafa cuyo objetivo es perpetuar en el poder a una cúpula podrida, corrompida y entreguista, hambreadora y represiva, que apenas cuenta con el respaldo de menos del 20% de nuestros compatriotas, contra la voluntad expresa de más del 80% de los venezolanos que pide a gritos que se vayan de una buena vez. A tal fin se pretende desmontar la Constitución del 99 e implantar un Estado corporativo, dictatorial y totalitario, de inspiración fascista y mussoliniano, que ya fue rechazado mayoritariamente en el referéndum celebrado el 2 de diciembre de 2007.
Como puede observarse, con base en burdas triquiñuelas, violatorias de las más elementales normas y principios constitucionales, el binomio Maduro- Lucena pretende imponer una Constituyente cuya sola gestación ya está manchada con la sangre de más de 60 compatriotas que han perdido la vida en el marco del más extraordinario y combativo movimiento de protestas que registra la historia contemporánea del país. Bajo la represión más cruel, desproporcionada y criminal, la constituyente que se intenta implantar sabe a gas pimienta y bombas lacrimógenas, a perdigones y pólvora asesina, a saña criminal contra manifestantes y vecindarios de ciudades y pueblos, a niños y ancianos muriendo por desnutrición y falta de medicinas e insumos médicos, a pueblo padeciendo en largas colas los rigores de la escasez y la carestía, del hambre y el empobrecimiento generalizado.

Esta constituyente, sin embargo, que ha sido sacada no del sombrero de un mago, como algunos han afirmado para burlarse de ella, sino del estiercolero de la historia en el que se halla enterrado el fascismo italiano encabezado por Benito Mussolini, afortunadamente NO PASARÁ. El pueblo venezolano en las calles, en ejercicio legítimo de su derecho constitucional a rebelarse contra la dictadura del hambre, la corrupción, el entreguismo y la represión, sabrá derrotar esta maniobra y abrir las compuertas a la instauración de un Gobierno de Unidad Nacional que atienda la emergencia en materia de alimentación, insumos médicos, medicinas e inseguridad; que formule una nueva política económica orientada a reactivar el aparato productivo a fin de combatir la escasez y la carestía y de generar empleo estable y de calidad, bien remunerado y protegido socialmente; que restablezca la paz social, garantice un clima de reconciliación y convivencia nacional y asegure la gobernabilidad; que libere a todos los presos políticos, cese las persecuciones y promueva el retorno de los exiliados y emigrados; y que garantice la celebración de unas elecciones libres, justas e imparciales a través de las cuales el pueblo escoja democráticamente su destino.
¡NO A LA DICTADURA DEL HAMBRE, LA CORRUPCIÓN Y LA REPRESIÓN!¡EL PUEBLO EN LA CALLE EXIGE CON URGENCIA UN CAMBIO DE RUMBO!¡GOBIERNO DE UNIDAD NACIONAL YA!
Caracas, 30 de mayo de 2017
Comité Político Nacional de Vanguardia Popular
Vanguardia Popular denuncia campaña de acoso y amenazas contra dirigentes sociales y defensores de DDHH

Vanguardia Popular denuncia campaña de acoso y amenazas contra dirigentes sociales y defensores de DDHH

Vanguardia Popular denuncia campaña de acoso y amenazas contra dirigentes sociales y defensores de DDHH

Vanguardia Popular denuncia el desarrollo de una campaña de amenazas y acoso contra un grupo importante de dirigentes sociales y políticos y defensores de los derechos humanos. Dicha campaña, de la cual responsabilizamos al gobierno de Maduro y a los cuerpos represivos del régimen, adelantada a través de la red social twitter, utilizando cuentas aparentemente apócrifas, afecta de forma directa a Eduardo Torres, abogado perteneciente al Centro por la Paz y los Derechos Humanos de la UCV; Inti Rodríguez, directivo de PROVEA; Fabricio Briceño, dirigente del Partido Socialismo y Libertad; Argenis González y Amilcar Morales, dirigentes de nuestro partido, Vanguardia Popular, entre otros. El propósito de esta campaña es el de instalar una matriz de opinión que justifique la agresión contra la integridad física de los mencionados activistas sociales y políticos por parte de los grupos paramilitares al servicio del régimen (mal llamados colectivos), así como su persecución y eventual detención.

Acusándolos de terroristas, instigadores y responsables de la violencia, publicando sus fotografías en la mencionada red social, profiriendo amenazas y estimulando abiertamente la agresión contra este importante grupo de destacados activistas buscan justificar la represión y doblegar su consecuencia y compromiso en los campos desde los cuales desarrollan su labor de luchadores sociales que, junto a la inmensa mayoría del pueblo, hoy demanda en las calles el restablecimiento del orden constitucional gravemente quebrantado y exige con urgencia un cambio en la conducción y orientación de los destinos de la nación.

Al denunciar esta aberrante y peligrosa campaña, de cuyas eventuales consecuencias responsabilizamos al gobierno de Nicolás Maduro, queremos desmentir las irresponsables y tendenciosas acusaciones lanzadas y decir con mucha claridad que la violencia que hoy afecta al país es, en primer lugar, la violencia criminal de los cuerpos represivos del régimen y sus grupos paramilitares que enluta los hogares de decenas de familias venezolanas, llena las cárceles con prisioneros políticos y civiles sometidos ilegalmente a juicios militares y lleva el dolor y el sufrimiento a millares y millones más víctimas de la pobreza y el hambre, de la ausencia de medicinas e insumos médicos, de la inseguridad y la crisis de los principales servicios públicos. Es también la violencia que engendra la respuesta represiva frente a gigantescas movilizaciones pacíficas cuyos reclamos son desoídos y descalificados con desfachatez y cinismo. Es también la violencia engendrada por la impunidad del delito y el grave proceso de descomposición social al que nos han conducido quienes hoy detentan el poder. Es, en definitiva, la violencia surgida de la ausencia de respeto, justicia y libertades; de la rabia, el dolor y la impotencia producidos por la gravedad de la crisis y por el cierre de los caminos democráticos y pacíficos para su superación.

Caracas, 29 de mayo de 2017
Por el Comité Político Nacional de Vanguardia Popular
Rafael Venegas
Secretario General
C.I:3.814.870
Tlf: 0414-0380114