Previous
Next
Declaración Política 11º Aniversario de Vanguardia Popular

Declaración Política 11º Aniversario de Vanguardia Popular

UNIDAD NACIONAL POR UN CAMBIO DE RUMBO



Al arribar al 11º aniversario de nuestra fundación como partido político, Vanguardia Popular saluda al pueblo venezolano que hoy sufre los rigores de la más terrible crisis de nuestra historia contemporánea: a los trabajadores cuyos sueldos, ahorros y prestaciones sociales han sido pulverizados por la hiperinflación y la depresión económica; a las valientes y laboriosas mujeres que todos los días lidian con las colas para procurar el pan de sus hijos en medio de la más pavorosa escasez y carestía de los productos de la dieta básica; a nuestra aguerrida juventud que resiste estoicamente el deterioro creciente de la educación y la falta de oportunidades para el estudio y el trabajo; a los cientos de miles de compatriotas que han emigrado del país ante el caos, la inseguridad, el hambre y la ausencia de un futuro promisor; a los enfermos crónicos y demás venezolanos que peregrinan todos los días entre farmacias y hospitales en busca de medicinas y atención médica; a los profesionales y técnicos que en las peores condiciones y con míseros sueldos hacen esfuerzos sobrehumanos para realizar sus labores; a los productores del campo y la ciudad que bajo las más adversas condiciones perseveran en el empeño por generar bienes y servicios para el consumo de la nación; a los representantes de las distintas iglesias y comunidades religiosas; a los integrantes de la Fuerza Armada Nacional de espíritu patriótico y vocación democrática. A todos vaya un abrazo fraternal y solidario, una palabra de aliento y esperanza, junto a la renovación de nuestro compromiso por contribuir a encontrar una salida a la dramática situación que nos hunde en la pobreza y la desesperanza.
Contagiados del fervor patriótico, el espíritu democrático y el compromiso social que impregnaron el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela el pasado martes 6 de marzo, bajo la convocatoria de los gremios, sindicatos y organizaciones de la sociedad civil, para materializar el primer gran paso en el proceso de articulación de la UNIDAD NACIONAL por todos reclamada. Animados, asimismo, por el eco de su Proclama, de sus consignas e himnos que encontraron resonancia y concreción dos días después, el jueves 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, cuando nos volvimos a reunir las fuerzas vivas de la Nación, esta vez bajo el auspicio de los partidos políticos, para dar un segundo y decisivo paso en el camino señalado, hoy queremos hacer bueno el lema que nos convocó en ambas ocasiones: VENEZUELA UNIDA NO SE RINDE. ES HORA DE CAMBIAR.
La situación se ha hecho inviable e insostenible bajo la égida de la boliburguesía depredadora y parasitaria representada por Maduro. A su amparo el país ha sido saqueado por la corrupción, el despilfarro y la ineficiencia hasta convertirlo en ruina y destrucción. La soberanía nacional ha sido entregada a intereses foráneos, las libertades democráticas han sido conculcadas y ha sido condenada a la pobreza, el hambre, la miseria, las enfermedades y la inseguridad la inmensa mayoría de nuestro pueblo. En tal contexto, y para asegurarse su continuidad en el poder, han sido convocadas unas elecciones fraudulentas, sin reglas de juego claras y seguras, con normas y condiciones sobrevenidas que se van ajustando a cuentagotas como parte de una maniobra que solo busca pescar incautos, como una jugada truculenta que inútilmente intenta confundir y engañar al pueblo, a los sectores democráticos y a la comunidad internacional.La sociedad democrática mayoritariamente rechaza este llamado y exige condiciones que garanticen unas elecciones libres, transparentes, confiables y justas, en las que el pueblo no solo vote sino que efectivamente elija, como expresión fiel de la manifestación libre de la voluntad de los ciudadanos.
Frente a la perspectiva de la consumación de este nuevo fraude, que se traduce en una burla a la angustia de nuestro pueblo y una estafa a sus anhelos de cambio, Vanguardia Popular reitera su convicción de que solo la unidad hará posible la derrota del régimen.Unidad para articular las organizaciones sindicales y gremiales, vecinales y comunitarias, a fin de transformar el descontento y la protesta social en un torrente de fuerzas que rebase los estrechos límites de la lucha parcial, dispersa y al detal. Unidad de todas las fuerzas políticas, sociales, culturales y espirituales en el propósito superior de abrir las compuertas a los cambios. La extraordinaria demostración del Aula Magna y la constitución del Frente Amplio Venezuela Libre son eventos que saludamos y celebramos. Ambos cuentan con nuestro respaldo y con el concurso de nuestro modesto esfuerzo. Ellos constituyen pasos importantes en la dirección correcta pero son, sin embargo,insuficientes. Tampoco es suficiente decirle NO al fraude del 20 de mayo. Es imperativo consolidar estos logros, extenderlos hasta el último rincón del país e inscribirlos dentro de una estrategia, una política y un plan orientados a derrotar las pretensiones continuistas del régimen.

Como parte de este proceso es igualmente necesario delinear los perfiles de un Gobierno de Unidad Nacional, sustentado en un Programa de Cambio de Rumbo orientado a revertir el proceso de empobrecimiento generalizado de nuestro pueblo; a abatir la hiperinflación y la depresión de la economía del país para generar bienes y servicios de calidad, suficientes y al alcance de todos y para fomentar empleo productivo, bien remunerado y protegido socialmente; a atender y superar la emergencia nacional en materia de alimentación, salud y educación; a restablecer las libertades democráticas, liberar los presos políticos, repatriar los exilados, revertir la diáspora y reconciliar a la familia venezolana; a recuperar PDVSA y las empresas de la CVG; a recomponer la institucionalidad democrática y asegurar paz social y estabilidad política;en definitiva, un programa cuyas medidas propendan a: Rescatar la soberanía nacional, construir una nueva democracia, enrumbar el país por las sendas del progreso y el bienestar social, reconstruirlo en sus cimientos éticos, morales, culturales y espirituales y asegurar la equidad, la inclusión y la justicia social.

Unidad, la más amplia y sincera unidad, sin sectarismos ni exclusiones, sin pretensiones hegemónicas ni intereses subalternos, es el gran lema que hoy nos convoca a todos y la gran tarea que está todavía por realizarse. A su cristalización comprometemos nuestros mejores esfuerzos, en la convicción de que quienes hoy detentan el poder de forma inconstitucional e ilegítima ya no tienen razones morales, políticas, ideológicas ni jurídicas para seguir gobernando a Venezuela y de que la angustia y el sufrimiento de nuestros compatriotas nos demandan el restablecimiento de la vigencia de la Constitución, mediante los mecanismos que ella misma contempla y bajo el imperio de la soberanía popular.

Caracas, 11 de marzo de 2018
Comité Político Nacional de Vanguardia popular
Rafael Venegas: “No hay solución a la crisis que no pase por la salida del gobierno de Maduro”

Rafael Venegas: “No hay solución a la crisis que no pase por la salida del gobierno de Maduro”

Rafael Venegas: “No hay solución a la crisis que no pase por la salida del gobierno de Maduro”

El pasado miércoles en el programa #RepúblicaDeCiudadanos, conducido por Rafael Curvelo, se tuvo como invitado a Rafael Venegas, secretario general del Partido Vanguardia Popular; con quien se converso la posición de la izquierda desde la oposición al gobierno de Nicolás Maduro.
Venegas consideró que es necesaria la construcción de una “Coordinadora de Lucha” que unifique los diferentes reclamos que hay en la sociedad en un norte común, y que haga un trabajo conjunto con un frente político que combata al oficialismo desde cualquier terreno.


El entrevistado también comento que el próximo proceso electoral debe ser enfrentado bajo una candidatura de unidad nacional, un programa mínimo común y un próximo gobierno que unifique a las fuerzas democráticas, para de esta manera lograr la derrota del actual gobierno.


Américo Martín: Es la hora de la unidad superior para salvar a Venezuela

Américo Martín: Es la hora de la unidad superior para salvar a Venezuela

Américo Martín: Es la hora de la unidad superior para salvar a Venezuela

Este martes fue presentada al país la Coalición de Partidos y Personalidades a Favor de la Candidatura Unitaria, nueva plataforma de unidad que está conformada por los partidos: Avanzada Progresista, Copei, MAS, Soluciones y Vanguardia Popular. Así como también por diversas personalidades de la Sociedad Civil como: Luis Fuenmayor Toro y Carlos Raúl Hernández, entre otras importantes personalidades del país.

La presentación la realizó Américo Martín, quien señaló que hay que rescatar el espíritu de unidad que inspiró el 23 de enero de 1958, cuando con el concurso de todos los sectores del país, aun siendo ampliamente diversos, se colocaron a un lado las posiciones sectarias e individualistas y privó el interés nacional de derrocar a la dictadura e instaurar la democracia en Venezuela.

Asegura Martín, que ha llegado “la hora de la unidad superior”, la cual debe trascender a los partidos y lograr el concurso de todos los sectores que hacen vida en el país, deponiendo intereses particulares y respondiendo al “crucial momento que vive Venezuela”. Indicó el dirigente político que “solo con la unión de todos los sectores del país, se puede lograr una transición del poder en el” y que dicho cambio debe hacerse por la vía pacífica y electoral, “no hay otro camino”

En la presentación estuvieron presentes los principales líderes de las cinco organizaciones políticas que conforman la coalición, tales como: Henri Falcón presidente de Avanzada Progresista, Felipe Mujica, presidente del MAS, Juan Carlos Alvarado de Copei, Claudio Fermín de Soluciones y Rafael Venegas de Vanguardia Popular. Asimismo, el evento contó con la participación de invitados especiales como Luis Fuenmayor Toro, Ex Rector de la UCV y el politólogo Carlos Raúl Hernández, entre otros.

Américo Martín, en su exposición señaló que todos los demócratas están obligados a evitar la violencia, a impedir “un baño de sangre en el país” y que si bien las condiciones electorales son “completamente adversas por el ventajismo y trampas que coloca el Gobierno, las fuerzas democráticas del país, deben saltar dichos obstáculos y lograr conseguir las condiciones más adecuadas para la realización de elecciones, con garantías y sobre todo, observación internacional”

En cuanto a la nueva plataforma unitaria se pudo conocer que la misma se crea con el objeto de dar respuesta a la “grave situación que atraviesa el país”, estableciendo un espacio para la orientación política “que impulse una candidatura unitaria y un programa mínimo de país”. Quienes conforman esta nueva plataforma unitaria, partidos y personalidades de la Sociedad Civil, consideran que el método para elegir al candidato único de la oposición, no debe ser por primarias, sino por consenso. Agregan que la metodología tiene que responder a la circunstancia que está viviendo Venezuela. El país reclama un desprendimiento, un enorme esfuerzo y liderazgo político.

Golfredo Dávila: Populismo, Hambre y Decepción

Golfredo Dávila: Populismo, Hambre y Decepción

Populismo, Hambre y Decepción

Bolívar decía,“por el engaño se nos ha dominado más que por la fuerza…”, concluía eso, a propósito de lo devastador que es para un país, el poco conocimiento político de sus habitantes. No estaba muy lejos de la verdad, desde luego si trasladamos esa premisa a la actual realidad, habría que añadirle, que este régimen ha dominado a la sociedad venezolana por el engaño, por el terror y el hambre.

Echarle la culpa a los electores que votan a favor del hambre y el caos de salud y de servicios públicos, es algo similar a decir que los aumentos salariales generan inflación, sabiendo que la tragedia económica, expresada hoy en hiperinflación, recesión y escasez, son ocasionadas por las perniciosas políticas económicas. Como vivimos en un país en crisis, las elecciones no escapan de ello y son afectadas por un entramado muy complejo, que tiene muchas aristas, siendo una de ellas, el sistema electoral fraudulento y otra no menos importante, la enfermedad del populismo que arrastramos desde hace unos 60 años y por supuesto agravada en estos últimos 18 años de régimen chavista.

No repetiremos todo lo que se ha dicho sobre el fraude electoral,haremos hincapié en los daños del populismo, que hace que las personas escojan a sus verdugos; o crean en la buena fe del estafador de siempre, tal cual lo hacen quienes caen en aquella trampa muy conocida como la del juego de los tres vasos y la bolita; o sucede lo que ya es una incultura, que dejó en pañales al viejo populismo, donde los más golpeados por el hambre, no se comen el cuento de las ofertas electorales, sino que asumen las elecciones como una subasta, mediante la cual se vota, por los candidatos que más reparten, es un sector que sobrevive el día a día, que no piensa en las elecciones como instrumento para mejorar su futuro, ni se interesan por el cambio político del país. Lo que es un plato servido para los abusos del régimen.

Veamos sólo una muestra, de los últimos dos procesos, donde los representantes del narco régimen, sin ningún pudor,alardeaban a los cuatro vientos sus ofrecimientos,“si votas a favor de la tragedia, tendrás el bono de los 500 mil Bs”, utilizando como garantía el voto asistido. Lo grave es que la inmoralidad de usar el hambre como mecanismo de chantaje, se ha hecho rutina.

Esto, sumado a los esfuerzos fallidos en la lucha por salir del régimen; al rechazo dela ciudadanía al CNE tramposo; y a la fractura ocurrida en el movimiento opositor, ocasionó un elevado grado de decepción y en consecuencia una alta abstención, que se tradujo en que el 25% de los electores le dieran la victoria al régimen. 

Si el rechazo al régimen sigue siendo mayoría, pero dispersa, nos queda entonces, la gran tarea de unir el descontento y convertirlo en el instrumento para el cambio. Al lado de ella, prepararnos para celebrar unas primarias,en las que el pueblo escoja su candidato presidencial;crear un gran frente unitario de luchas que incluya a todos los sectores, que salga a la calle y acompañe al pueblo devastado por el hambre y la crisis de salud, que diseñe un programa común de gobierno, que priorice el combate al hambre, que apunte a la reconstrucción integral del país y a un modelo de convivencia democrática dirigido al desarrollo. Este esfuerzo podrá, de seguro, transformar la decepción en entusiasmo y organización,requisito para alcanzar la victoria durante este año 2018. 

Ing. Golfredo Dávila, Secretario General de Vanguardia Popular Zulia
Golfredo Dávila: Tiempos de vorágine

Golfredo Dávila: Tiempos de vorágine

Golfredo Dávila: Tiempos de vorágine

Venezuela atraviesa por una etapa oscura, muy tormentosa y compleja, lo que nos sucede es inédito, aunque no ha sido así para muchas partes del mundo. En esta guerra, el régimen no ha lanzado misiles, ni bombas de gran alcance, pero ha destruido todo a su paso. El maduro-cabellismo, es hoy la viva expresión de aquellos regímenes monárquicos, autocráticos y dictatoriales, que sometieron a sus pueblos al oscurantismo, la opresión y la humillación.

Del siglo XX destacamos las dictaduras fascistas de Hitler, Mussolini y Franco, las del PCUS en la URSS,la de China, la dinastía Kim en Corea del Norte y todas las de Latinoamérica; siendo,por estos lugares, las de Rafael Leónidas Trujillo en República Dominicana, la de Anastasio Somoza en Nicaragua y la de Augusto Pinochet en Chile,las más feroces.Lo nuevo en nuestro caso es que acá existe un militarismo entreverado con mafias del narcotráfico, psicópatas y malandros ansiosos por seguir saqueando las riquezas del país. 

Estamos bajo el dominio de un cártel que ha mezclado todos los vicios dictatoriales, es tan retrógrado que contiene expresiones del caudillismo del siglo XIX, y del siglo XX recoge prácticas del gomecismo, del perezjimenismo,del dominio psicológico a través de la mentira, la manipulación a gran escala y de la humillación desarrolladas por Hitler y su principal propagandista, Joseph Goebbels y recibe directrices de Cuba. Todas se afanaron por el culto a la personalidad, aunque acá, el culto al difunto,fue derivando sólo en el culto al poder.

En los últimos 3 años, todos los actos han sido dictatoriales, y como en aquel pasado oscuro, el pueblo alemán endiosaba a Hitler y aplaudía sus atrocidades, grandes juristas le construyeron la plataforma legal para que cometiera los desmanes conocidos, muchos cayeron en sus trampas y ofertas engañosas; hoy en nuestro país, todavía hay quienes apoyan a la mafia enquistada en Miraflores, aplauden el hambre, la pobreza y el hundimiento del país en el fango de la destrucción y la corrupción, otros sucumben en medio de la frustración, el miedo, la impotencia y se rinden ante las perversidades de la dictadura. Lo positivo es que la gran mayoría rechaza la canallada.

Este pueblo está ávido de cambio, pero está disperso, desmotivado y asediado por la incertidumbre. Esa es una realidad dolorosa, pero no podemos postrarnos ante ella, el quid del asunto es ahora convertir el descontento mayoritario de la población en el pivote para el cambio político, las razones para seguir luchando son más poderosas que los reveces, el cártel nos escamotea una gobernación, como parte de sus desmanes y atrocidades contra el pueblo, pero ese acto dictatorial debe servir para reconstruir una fuerza organizada y consciente.

Un paso a dar es nuestra autocrítica por los errores, estar conscientes, que toda lucha tiene altos y bajos y asumir que estamos frente a nuevos retos. Sortear esta vorágine de acontecimientos, pasa por recomponer la unidad democrática, construir nuevos liderazgos y colocar en todos los hogares venezolanos la firme convicción de que, en unidad y a través de un programa de cambio, podemos salir de esta pesadilla. Y aun cuando creemos en el liderazgo colectivo, es pertinente que Juan Pablo Guanipa, se coloque al frente de esta enorme tarea, tiene el discurso adecuado para el momento, ha estado firme junto al pueblo en sus luchas y posee las cualidades democráticas para unir voluntades.

Ing. Golfredo Dávila, Secretario general de Vanguardia Popular en el Zulia
Golfredo Dávila: Campaña impecable

Golfredo Dávila: Campaña impecable

Golfredo Dávila: Campaña impecable

Una experiencia inédita, positiva y aleccionadora, ha dejado esta campaña electoral exprés. El desarrollo de unas primarias, contiguas a una rebelión escenificada por el pueblo venezolano durante 4 meses, demuestra que podemos combinar las diversas formas de lucha, sin ningún tipo de sobresaltos.Veníamos de las calles y seguimos en ellas, sin modificar el discurso, pues la protesta por la defensa de la Constitución y la democracia, es ahora en el escenario electoral.

Esto ayudó al éxito de la jornada del 10 de septiembre. Claro, los candidatos tuvieron que acelerar el paso. Juan Pablo Guanipa, en el Zulia, con Un Nuevo Tiempo y AD como adversarios, tuvo que hacer ingentes esfuerzos para ganar. Pero se juntaron diversas condiciones, que a nuestro juicio fueron determinantes para salir airosos.

Como ya lo hemos dicho, la trayectoria del candidato y sus cualidades como líder, cuentan y pesan mucho, son varios años de lucha al lado y a favor de los sectores más deprimidos del Zulia, se ha destacado desde los cargos de representación popular y ha asumido con entereza y entrega la lucha de los venezolanos por salir de la pesadilla que significa la dictadura de Maduro, aparte que desarrolló un buen discurso, muy a tono con el momento político e hizo una excelente oferta electoral.

Lo cual abonó para lo que ha sido este mes de campaña, que puso en la balanza de la opinión pública, de un lado, la alegría, el entusiasmo y la esperanza que ha despertado Guanipa en el pueblo y del otro, el rechazo abrumador que tiene Maduro y su cómplice Arias Cárdenas, quien tiene sumergida a la gente en la tristeza y la desesperanza, incluido a muchos de sus “acompañantes”, por su nefasta gestión.

En esos sentimientos encontrados, los anhelos de cambio de las grandes mayorías, están por encima de quienes bregan por seguir ocupando un cargo. La gente siente que se abre un camino para mejorar su calidad de vida, para la solución de los graves problemas y sobre todo para involucrarse, sin cercos ni chantajes, en el proceso de reconstrucción del Zulia y el país.

¿Que falta por hacer? Hay que reforzar los encuentros con el chavismo desencantado, en ello hay signos de avance, pero hay que profundizar todo lo referido a la apertura de espacios que coadyuven con el proceso de reconciliación, demostrando de antemano, que es posible el desarrollo de programas y proyectos en los que podemos estar involucrados todos, sin sectarismos, ni mezquindades.

Si a esto le anexamos, que se debe aprovechar este corto proceso para promover la organización y participación ciudadana, estaríamos perfeccionando la campaña. No solo es que superaremos con creces los votos sobre el adversario, sino que lo impecable y cualitativo de esta jornada, abre las puertas a una gestión exitosa, independientemente de los obstáculos que coloque el régimen, además de demostrar que, si luchamos unidos, el cambio es posible.

Ing. Golfredo Dávila, Secretario General de Vanguardia Popular en el Zulia
Golfredo Dávila: La rebelión del voto

Golfredo Dávila: La rebelión del voto

Golfredo Dávila: La rebelión del voto

El voto no es el único instrumento democrático de participación que tiene una sociedad para darse el cambio que merece, sin embargo, es el menos traumático. En nuestro País, producto del cerco de todas las formas de expresión, de la criminalización de la disidencia política y la protesta,impuesta por parte de régimen oprobioso, represivo y dictatorial, el voto se ha erigido en una de las formas de luchas más importantes. 

El CNE no ha podido, ni podrá imponerse contra la voluntad de cambio, ni contra la fuerza social que se ha levantado; el voto representa un arma para el desahogo frente a tanta infamia, mentira, burla y opresión; la abstención es un derecho, pero en tiempos de dictadura y de tragedia, como la que sufrimos, favorece al régimen. Además, la participación electoral, no contrasta con la protesta social y política, sirve para acumular fuerzas en pro de lograr el objetivo estratégico, que es salir del régimen.

No se trata de un discurso acomodaticio, y sería inaudito pensar que quienes hemos estado por mucho tiempo luchando en las calles, las abandonemos.Somos coherentes, los lectores pueden recordar que 45 días antes del parapeto constituyente, en el artículo, “los escenarios planteados”advertimos que íbamos a un desenlace, pero que no podíamos colocarle fechas, que la rebelión tenía las condiciones objetivas y subjetivas para triunfar, pero que el régimen podría imponer el fraude, a través de la fuerza de las armas y la represión, y precisamos allí que la consumación de ese delito, no causaría los niveles de frustración antes ocurridos. 

Posterior a los 4 meses de conflicto y de la represión bestial, causante de más de 120 asesinatos, decenas de miles de heridos y miles de detenciones arbitrarias, y en medio de un proceso político escabroso, volátil y cambiante, dijimos en el artículo, “rebelión y política electoral, en tiempos de dictadura” que la sociedad opositora tenía que estar preparada anímica y organizativamente para todo, que la clave está en la habilidad para definir en cuál y en qué momento, una forma de lucha y organización es más efectiva y contundente.Y hoy el voto, es un instrumento subversivo de un pueblo desarmado.

Por fortuna,la gente no ha requerido de muchas explicaciones, para saber que la rebelión también se expresa con el voto,no se imaginan los abstencionistas, el entusiasmo que ha despertado el proceso convocado para el 15 de octubre, el cual se convertirá en un plebiscito, que demostrará ante el mundo que el régimen sólo se sostiene por la violencia.Deducimos esto por la alegría que se percibió en todas las tendencias y sectores del Zulia, luego que más de 305 mil electores participaran en las primarias, en las que triunfó Juan Pablo Guanipa.

Guanipa ganará en el Zulia y los candidatos de la MUD, harán lo mismo en la mayoría de los estados, lo cual nos colocará, sin dudas, en mejores condiciones para enfrentar al régimen. En nuestro caso, hay dos sentimientos favorables al cambio, uno es el rechazo a Maduro y a su cómplice Arias Cárdenas, el otro es el respaldo a quien encarna un proyecto que reivindica la política de altura, con capacidad y trayectoria de lucha al lado del pueblo, que enfrenta el hambre y la escasez, que defiende la Constitución y la democracia, y que está decidido a no arrodillarse ante el centralismo, para lograr progreso y calidad de vida para todos. Guanipa es, en síntesis, UNIDAD, LUCHA y CAMBIO.

Ing. Golfredo Dávila, Secretario General de Vanguardia Popular en el Zulia
Golfredo Dávila: Superando obstáculos

Golfredo Dávila: Superando obstáculos

Superando obstáculos

En la lucha por el cambio político, los venezolanos han tenido que recorrer un camino lleno de obstáculos,unos más tortuosos que otros. Por fortuna, muchos han sido superados, han permitido acumular fuerzas y se ha adquirido experiencia, en dos áreas claves, en la diversificación de las formas de lucha y en las adecuaciones tácticas.

Muchos pudieran apesadumbrarse por no haber logrado el objetivo estratégico, que lleva implícito, sacar a la escoria del poder y alcanzar democracia, soberanía, desarrollo económico y justicia social, pero también hemos dicho que esa tarea no es sencilla, además, esa tiranía cuenta con ventajas, poseen las armas de la República y nosotros sólo contamos con escudos de madera; abusan de los recursos del Estado, se han adiestrado en el manejo psicológico, en las mentiras, en la manipulación y en las maniobras para preservar el poder.

El sólo hecho de contar con el apoyo de la cúpula militar, les da rienda suelta para cometer desmanes y mostrar su conducta inhumana, como la bestial represión desatada en los 4 meses de rebelión popular, 120 jóvenes asesinados, decenas de miles de heridos, miles de presos y exiliados. Atrocidades que han sido usadas para desmoralizar al pueblo y mostrarse como invencibles, pero siempre, ese tipo de conductas causan el efecto contrario,generan más indignación, aceleran la protesta y son la expresión de su mayor debilidad. 

Teniendo claridad de sus ventajas, que al mismo tiempo son sus principales defectos, nuestro papel, no puede ser la autoflagelación, menos cuando sabemos que la inmensa mayoría no los quiere, que es la principal piedra en su zapato. Lo cierto es que la sociedad opositora, hoy está en mejores condiciones que ayer, crece su fuerza interna y el apoyo internacional, el sólo hecho de haber llegado a 120 días de protestas en las calles, es un acto de heroicidad sin precedentes.

Otros logros se expresan en que ya no cometemos tantos auto-goles, le ha quedado poco escenario a quienes se aprovechan de los inmensos deseos de cambio incrustados en el pueblo, para generar falsas expectativas; o quienes plantean tácticas, sobre las que no se tiene gobernabilidad, como el camino de la violencia, terreno al que ellos siempre nos han querido arrinconar y donde son más diestros, además que la oposición carece de los instrumentos para ese fin. 

Otro avance, se ha reducido el número de personas “opositoras” cuyas críticas son más duras contra la MUD que contra el régimen. A los que todavía piensan así, les decimos que la participación electoral, no es un acto de traición, ya la gente entendió, que ganar las gobernaciones, aparte de demostrarle al mundo que somos mayoría, generaría una enorme contribución al logro de la estrategia.

Pongamos, entonces, las cualidades por encima de los escollos, este pueblo ha demostrado valentía y sagacidad, perseverancia, resiliencia y determinación, si esas virtudes ayudan a mejorar la unidad, a darle uso adecuado a las formas de lucha y organización disponibles, de seguro, cantaremos, más temprano que tarde, la derrota de la tiranía.

Ing. Golfredo Dávila, Secretario General de Vanguardia Popular en el Zulia
Golfredo Dávila: No + Burlas

Golfredo Dávila: No + Burlas

Golfredo Dávila: No + Burlas

Escribiríamos un tratado con cientos de páginas aludiendo la cantidad de insolencias y vejámenes que este régimen vocifera y ejecuta contra este noble pueblo. Nicolás se mofa, no sólo de nuestra Carta Magna, sino que se enfila contra la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que contempla el derecho a la protesta como un derecho humano fundamental.

Para Maduro y sus secuaces, son ellos quienes se puede arrogar el derecho de incriminar a las personas; si leemos entre líneas, en sus recientes discursos, afirma que sólo lamiéndole los pies, se logra la paz. El pueblo perdió su derecho a indignarse o a la protesta, debe callar ante cada uno de sus abusos, o frente a las agresiones y el terrorismo de Estado, ya que la pena por protestar es de 15 a 25 años de prisión. El ilegítimo actúa como aquel que se burla de todo el mundo, pero cuando le hacen una pequeña broma, se encoleriza. Los que cometen desmanes, crímenes y/o asesinatos, en nombre de la defensa del narco-Estado, como el caso de los colectivos armados, o la Guardia Nacional, son premiados.

En un país donde se respete el Estado de Derecho, un mandatario que criminalice la protesta y actúe con semejante desfachatez, le cabe antejuicio de mérito, por violar los Derechos Humanos y por instigación a delinquir. Pero como se sabe, acá todo está torcido, ni en los tiempos de la esclavitud, donde imperaba la ley del amo, operaba tal maltrato, al menos aquellos amos alimentaban a sus esclavos, esta dictadura, además de estar matando de hambre al pueblo, se apropia indebidamente de los dineros y riquezas del país, convirtió a Miraflores en un gran cártel de las drogas y ha entregado nuestros recursos de manera descarada a los imperios chino y ruso. 

Se burla del pueblo cuando habla de soberanía, hoy más que nunca somos una colonia, al punto que los países imperiales, en el contexto de sus negociaciones, mueven a Venezuela como una pieza de ajedrez. En los últimos meses, estos países declaran a favor del pueblo o del régimen, dependiendo de sus contradicciones, de sus intereses y de los planes de expansión de sus mercados.

Este pueblo no tiene odio, la protesta es una consecuencia de la destrucción, de los desmanes contra el país y del irrespeto y burla constante contra su dignidad; lo que si tiene es indignación y sed de justicia. Las barricadas, los trancones, los paros, son acciones diminutas frente a la gran tranca y paralización de la economía, que sufre el país desde hace muchos años, por culpa de la cúpula corrompida. Ellos, hoy se burlan, agreden al pueblo con absoluta impunidad, pero la inmensa mayoría de los venezolanos con su decisión, con la protesta y la organización, destrancara la tiranía, exterminará la burla y el terror, que son el cuerpo y esencia del Estado y producirá el cambio político, para lograr la anhelada justicia.

Ing. Golfredo Dávila, Secretario General de Vanguardia Popular Zulia
Vanguardia Popular: La solidaridad internacional y la posición del gobierno de Donald Trump

Vanguardia Popular: La solidaridad internacional y la posición del gobierno de Donald Trump


RECHAZAMOS LA AMENAZA MILITAR IMPERIALISTA. SALUDAMOS LA SOLIDARIDAD INTERNACIONAL

Vanguardia Popular condena de manera firme y categórica la amenaza militar del gobierno de Donald Trump, rechaza la pretensión de convertir a Venezuela en pieza del ajedrez geopolítico de las superpotencias imperiales y denuncia la demagógica pose “antiimperialista” del gobierno de Maduro. Asimismo, ratificamos que la crisis venezolana será resuelta por los venezolanos y que la solidaridad internacional no debe ser pretexto para el injerencismo y la intervención.

La deriva autoritaria, represiva y dictatorial que ha escogido el régimen encabezado por Nicolás Maduro, rechazada y enfrentada con firmeza y determinación por la inmensa mayoría de nuestro pueblo, ha activado las alarmas de la comunidad internacional, ha despertado su justa preocupación y motivado pronunciamientos, iniciativas y medidas por parte de gobiernos, parlamentos, instituciones y órganos multilaterales que agrupan a las naciones, regulan las relaciones internacionales y velan por la vigencia y el respeto de los derechos humanos y las libertades democráticas.
Vanguardia Popular saluda tales iniciativas y esfuerzos, los considera necesarios y útiles frente al quebrantamiento grave del orden constitucional y democrático del país y la imposición de un régimen de facto, opresivo y hambreador. La profunda crisis general que sufre la sociedad venezolana; la emergencia nacional en materia de alimentos, medicinas e insumos médicos; la violación masiva, sistemática y continuada de los derechos humanos como consecuencia de una política de Terrorismo de Estado; el cercenamiento de las libertades y derechos democráticos fundamentales y el empeño por cerrar cada vez más las vías para una salida constitucional, democrática, pacífica y electoral a esta tragedia nacional; son todas poderosas razones para exigir posiciones firmes y solidaridad activa con la lucha que libra el pueblo venezolano y sus fuerzas democráticas. Ante esta terrible crisis no caben la indiferencia, las medias tintas o las poses declarativas.

No obstante lo anterior, esta crisis, y la solidaridad que ella demanda, no pueden ser excusa para la violación de nuestra soberanía nacional, para el injerencismo y la intervención, que nada tienen que ver con la solidaridad con nuestro pueblo y que solo evidencian la vocación guerrerista e imperial del gobierno de Donald Trump. Reiteramos que amenazas como las proferidas por Trump, así como cualesquiera otras medidas que impliquen la intervención militar o la aplicación de sanciones económicas y comerciales cuyas consecuencias acarreen más sufrimiento a nuestro pueblo, deben ser condenadas y rechazadas firmemente por todos los sectores democráticos del país y de la comunidad internacional. En tal sentido, exigimos de la Mesa de Unidad Democrática, de todos sus partidos y liderazgos, un pronunciamiento claro y sin ambages al respecto.

Consideramos que amenazas y medidas como las aquí denunciadas solo sirven para horadar nuestra soberanía nacional, para profundizar los padecimientos de nuestro pueblo y para la coartada, la demagogia y las maniobras del régimen de Nicolás Maduro, el cual posee un largo memorial de entrega de los intereses nacionales al capital financiero internacional y las transnacionales del petróleo y la minería, cuya política ha convertido a Venezuela en espacio de disputa de los intereses norteamericanos, rusos y chinos; todo lo cual forma parte de la crisis que debe ser resuelta en lo inmediato.

Al condenar firme y categóricamente la amenaza militar del gobierno guerrerista de Donald Trump, llamamos a la comunidad internacional a acompañar solidaria y fraternalmente a nuestro pueblo, a contribuir eficazmente a que cese la represión y la arbitrariedad, a que se abran canales para que fluya la ayuda humanitaria, impostergable de cara al drama social y económico que sufre la mayoría nacional, y a que se habiliten fórmulas que permitan una salida política urgente a la grave crisis en que nos hallamos sumidos. Todo ello con arreglo a los principios del Derecho Internacional, en concordancia con los Tratados suscritos por el Estado venezolano, en resguardo de nuestra soberanía nacional y autodeterminación frente a los poderes fácticos que buscan imponer sus intereses imperiales, y en reivindicación del principio rector según el cual es el pueblo venezolano quien debe decidir libremente y de forma democrática su destino.

Caracas, 13 de agosto de 2017
P/El Comité Político Nacional de
Vanguardia Popular
Rafael Venegas
(0414-0380114)
Secretario General