Golfredo Dávila: Nuestro insólito universo

Golfredo Dávila: Nuestro insólito universo
Ing. Golfredo Dávila, Secretario General Vanguardia Popular Zulia
Nuestro insólito universo (parte I)

Se toma el título del programa radial “Nuestro Insólito Universo” escrito por Rafael Silva y narrado por Porfirio Torres para describir algunas de las cosas insólitas que han ocurrido en nuestro país en los últimos 17 años. Se plasman algunos temas en forma de tips, para indicar como las cosas están patas arriba o al revés. Cada uno da para un artículo completo y hasta un libro. 

- Eran años de bonanza con un precio del barril de petróleo de más de 100 dólares y con ingresos muy elevados por concepto de impuestos, se administraron cerca de 2 billones de dólares y tenemos un paraíso, según el lente de cuero usado por algunos. Si sacamos la cuenta, son 150 veces la cantidad de 13 mil millones de dólares que sirvieron para reconstruir toda Europa después de la 2da guerra mundial. Sólo que en Venezuela, con ese dinero causaron el efecto de un huracán, destruyeron todo a su paso.

- Nadie lo podía creer, venía aquel hombre con la cara llena de orgullo y alegría, con dos paquetes de harina pan y arroz, en una bolsa transparente para que todos la vieran, la gente del barrio se le acercó, para apreciar el resultado de una proeza, en su camino centenares de personas le preguntan ¿cómo lo logró? Uno se imagina aquellos hombres de la prehistoria, que se sentían jochaos luego de cazar un animal.

- A comienzos de este régimen se puso de moda la frase “por primera vez”, pero nunca había tenido pertinencia como ahora, por primera vez un presidente “obrero” llama a paro y tal cual héroe de historietas paraliza al país, sin recurrir al mecanismo legal de introducir un pliego conflictivo ante la Inspectoría del trabajo, además para hacer sentir más su lucha, dejó al país sin energía eléctrica, sin agua y lleno de basura. Los ciudadanos, que somos sus jefes, podemos declarar el paro ilegal, sacar un pito y vociferar ¡estás botado!    

- Por el camino que vamos, el domingo se decretará como único día laborable. 

- El régimen que controla todo no es culpable de la crisis. En razón de ello, la oposición es la que gobierna el país y es la única culpable de 17 años de desastre.

- Buscan transmitir miedo y terror a la población y tiemblan cuando los pranes, desde las cárceles, los llaman para darle órdenes. 

- Nueva lógica del régimen expresada por Tibisay, ahora los agredidos son agresores. 

- El CNE autentificó 10 millones de firmas de rechazo al decreto de Obama en un día, veremos cuantos días tardan para verificar 200 mil firmas.

- El término involución lo cambiaron por revolución. La verdad verdadera es que se involucionó en calidad de vida en la misma medida en que convirtieron el conocimiento y las ideas en chatarra. A esta cúpula oligárquica hay que darle el premio al atraso, al irracionalismo y a lo más retrógrado del pensamiento.

- Se discursea con la izquierda con praxis de derecha. Nunca en nuestro país hubo tal estafa, en nombre de la izquierda y el socialismo se aplica el capitalismo más salvaje y se entrega en forma descarada nuestra soberanía; esta ha sido una gestión de las más reaccionarias y conservadoras conocidas. En contraste, hay una oposición apátrida y de derecha, haciendo uso del progresismo, luchando por la libertad de crítica, la lucha por los Derechos Humanos, por los derechos sociales, ahora los pitiyanki defienden el presupuesto familiar carcomido por la inflación y el deterioro del salario y sus consignas son la defensa de la producción nacional, frente a la expoliación que ha llevado a cabo este régimen en contubernio con el capital financiero y grandes capitales transnacionales. El único imperio es el yankee, los chinos son hermanitas de la caridad.

Sería insólito que estas cosas sigan sucediendo, por tanto hay que seguir en la calle exigiendo un cambio de rumbo. La salida de la crisis pasa por salir del régimen y ese objetivo lo logra un pueblo consciente y organizado.

Nuestro insólito universo (parte II)

- Parecieran tener razón los que dicen que el comandante intergaláctico es milagroso, él dijo hágase el trueque y se hizo el trueque. “Te cambio dos paquetes de harina por una crema dental”, “te cambio tres kg de arroz por un paquete de pañales para bebe”, “dame dos cauchos nuevos por el cacharrito que tengo arrumado en casa” así marcha la economía del hogar. Más grave es el trueque internacional con los chinos, mucho petróleo, concesiones para explorar y explotar las reservas de los minerales del Arco Minero del Orinoco, 111 mil kilómetros cuadrados, donde abundan oro, diamante, coltán, hierro, bauxita, cobre, caolín y torio. Volvimos a la época del oro por espejitos. 

- En artículo anterior dijimos que se han mal administrado 2 billones de dólares en 17 años, lo insólito es que tenemos la inflación más alta del mundo, una escasez entre 60 y 80%, cae el Producto Interno Bruto, se reducen las reservas internacionales, crece el déficit fiscal y para colmo un bolívar raquítico. Habrá que darles el Pinocho de oro al ministro que exclamó ¿Cuál inflación? y a la canciller Delcy Rodríguez que dijo en la OEA que Venezuela tenía alimentos para abastecer tres naciones. Un Sr. vio las declaraciones, no podía ocultar su felicidad, salió de su casa y encontró transporte sin hacer cola, fue a un supermercado y encontró leche, pollo, arroz, azúcar, harina pre cocida, jabón de baño y algunos otros productos, observó las calles limpias, llegó a casa y su sorpresa, había agua y luz, luego el llanto del bebe lo despertó y volvió a la pesadilla. El ministro y la Canciller no hacen compras ni colas, no se les daña sus vehículos y les llevan la comida. El precio de un caucho nuevo equivale al valor de un carro último modelo de hace 5 años atrás; los sectores de menores recursos hacen gigantescas colas para comprar uno o dos productos regulados en los supermercados, y como todo se ha invertido, la gente de mayores ingresos van a los mercados populares, donde se consigue de todo, como resultado del bachaqueo, a precios exorbitantes. 

- Aquello de la salud gratuita murió hace tiempo, ahora los familiares de los pacientes hospitalizados en cualquier centro público de salud, mueven cielo y tierra para poder comprar medicinas, insumos y equipos médicos y ruegan a Dios para conseguirlos, de hecho cada día mueren niños, parturientas y ancianos en los hospitales por falta de medicinas, pero el régimen niega la ayuda humanitaria. Todo ocurre en medio de un crecimiento vertiginoso de la pobreza.

- Cada plan funcionó al revés, cuando la anterior Asamblea Nacional le aprobó la Ley Habilitante a Maduro para acabar con la corrupción, pues fue la corrupción la que terminó devorando al Estado. Ahora falta que le echen la culpa al pueblo por el dinero que la cúpula se robó. 24 planes de seguridad en 17 años fracasaron, por ello, desde las cárceles, los pranes vocean la consigna “así, así, así es que se gobierna” y son coreados por los que están en el TSJ. 

- El colmo de la doble moral, para esta nueva oligarquía, las protestas, las quemas de cauchos, las barricadas en las que ellos participaron en el pasado, eran actos heroicos, hoy quienes protestamos en forma cívica por muchas más razones que antes, pues según la nueva nomenclatura del poder somos criminales y como en la época del imperio romano, se deleitan cuando sus grupos de choque agreden a los ciudadanos cuyo único delito es pensar distinto. Para ellos, los ciudadanos somos los culpables de los males. El diabólico de Miraflores se encubre echándole la culpa a otro niño por la crisis eléctrica. 

Ese mundo patas arriba se arregla derrotando el desorden y la anarquía, es decir al régimen; saneando la administración pública y exigiendo el cumplimiento de nuestros derechos. Un Estado crece si jerarquiza en educación, trabajo, producción, salud y si respeta los Derechos Humanos y las libertades democráticas.  


COMPARTIR ESTE

0 comentarios:

¡Únete a Vanguardia Popular...Unidad Popular para el Progreso, sin Sectarismos ni Exclusión...!!