UNIDAD NACIONAL EN TORNO AL REVOCATORIO, POR UN GOBIERNO DE EMERGENCIA Y UN PROGRAMA DE CAMBIO DE RUMBO


Vanguardia Popular celebra junto al pueblo la importante victoria que significa el anuncio hecho ayer por el Consejo Nacional Electoral, en el que se valida el 1% de las firmas para activar el referéndum revocatorio presidencial. Digan lo que digan y hagan lo que hagan los voceros oficialistas, incluidas las rectoras del CNE, el hecho más importante a destacar es que se ha superado un nuevo escollo en este largo camino sembrado de obstáculos y que al ente electoral no le queda otra opción que fijar la fecha y establecer las condiciones para recolectar el 20% de las firmas requeridas para su convocatoria definitiva. Es responsabilidad de quienes respaldamos el revocatorio incrementar la presión para que tal opción se materialice a la brevedad posible, para enfrentar y derrotar las tácticas dilatorias que seguirán adelantando los representantes del gobierno y para imponer condiciones que hagan factible la concurrencia de los millones de compatriotas que exigimos con urgencia un Cambio de Rumbo en la conducción de los destinos de la nación.
Ciertamente, esta decisión no esclarece el camino para la activación del referéndum ni despeja la incertidumbre que envuelve a la inmensa mayoría frente a una crisis que tiene las dimensiones de una tragedia nacional. Forzada como estaba a tener que aprobar la validación del 1% de las manifestaciones de voluntad, el anuncio hecho por Tibisay Lucena deja abiertas las puertas para nuevas acciones obstruccionistas por parte del oficialismo. De hecho, anuncia al mismo tiempo que ahora las maniobras vendrán acompañadas por nuevas actuaciones de parte de la Fiscalía y los tribunales del país contra el legítimo derecho que tenemos los venezolanos de encontrar una salida constitucional, democrática, pacífica y electoral a este caos que arruina la salud física y mental de todos nuestros compatriotas. Y como sabemos, también la Fiscalía y los tribunales responden a los dictados del régimen corrupto, hambreador y represivo encabezado por Nicolás Maduro.
La lucha por el revocatorio enfrentará nuevas amenazas y maniobras por parte del gobierno, en un contexto en el que la crisis económica y social hace estragos entre nuestros conciudadanos, mientras la crisis política e institucional se agrava como consecuencia de las decisiones tomadas recientemente por el TSJ contra las actuaciones de la Asamblea Nacional. Tales amenazas solo podrán ser derrotadas con la más amplia unidad de todos los sectores que apostamos a una salida política en paz y en democracia, con la firmeza y la madurez de una dirección política cohesionada y esclarecida y con la más audaz movilización popular. En consecuencia, Vanguardia Popular demanda de la MUD la conformación de un Comité Nacional por el Revocatorio que sea la expresión de la unidad nacional que se pregona, que prefigure el Gobierno de Unidad Nacional que por imperativo de las circunstancias reclama con urgencia la nación venezolana. Más allá de los partidos y de la MUD, existe un amplio abanico de sectores sociales y políticos conformado por el movimiento obrero y sindical del país, los gremios profesionales, el magisterio venezolano, los luchadores sociales y líderes comunitarios, la intelectualidad y el mundo de la cultura, las academias y universidades, las reservas morales y democráticas del chavismo crítico, entre muchos otros. Todos ellos deben ser convocados e incorporados a un gran torrente de fuerzas que se coloque en condiciones de derrotar las maniobras obstruccionistas del gobierno, a fin de abrirle cauce al revocatorio como un primer gran paso hacia la instauración de un Gobierno de Unidad Nacional y el diseño de un Programa de Cambio de Rumbo, orientados a superar la grave crisis económica, social, política, moral e institucional que corroe los cimientos de la sociedad venezolana y empobrece aceleradamente a toda la población.
Quienes hoy desgobiernan al país, entregan nuestra soberanía a intereses foráneos, destruyen el aparato productivo nacional y siembran el hambre y la pobreza en todos nuestros hogares, no podrán impedir que se materialice la demanda de cambio que es hoy un clamor nacional. Solo maniobrando al margen de la Constitución y leyes de la república, contra la voluntad de la inmensa mayoría nacional, a base de represión y criminalización de la protesta social y política y sostenidos en la mentira y el cinismo como discurso oficial podrán apenas estirar por algún tiempo más su ejercicio nefasto del poder. Y solo con la más amplia unidad y movilización del pueblo será posible derrotarlos.


COMPARTIR ESTE

0 comentarios:

¡Únete a Vanguardia Popular...Unidad Popular para el Progreso, sin Sectarismos ni Exclusión...!!