Vanguardia Popular (VP) ante la instalación de la nueva Asamblea Nacional

Vanguardia Popular (VP) ante la instalación de la nueva Asamblea Nacional
“La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución  y en la ley, e indirectamente, mediante el sufragio, por los órganos que ejercen el Poder Público. Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos”. Artículo 5º de la CNRBV.
Al hacer llegar al pueblo venezolano nuestros más sinceros deseos de paz, unión, progreso y bienestar con motivo del inicio de un nuevo año, y a escasas horas de la instalación de la nueva Asamblea Nacional, Vanguardia Popular (VP) llama a respetar la libre manifestación de la soberanía popular expresada en los comicios parlamentarios del pasado 6 de diciembre y a canalizar por vías democráticas, pacíficas y constitucionales el clamor popular que exige con urgencia un CAMBIO DE RUMBO.
La gravedad de los problemas que padece el país demanda del gobierno tolerancia y amplitud, rectificación y diálogo. Y exige colocar los intereses nacionales y populares por encima de intereses parciales o grupales. No obstante, lo que estamos observando es la persistencia en las políticas que han dado origen a la grave crisis que sacude a la sociedad venezolana, las cuales fueron rechazadas por una amplia mayoría de nuestros compatriotas, y el desarrollo de un conjunto de maniobras orientadas a desconocer la voluntad popular expresada en el voto, alentando irresponsable y peligrosamente el camino de la confrontación y el conflicto.
Para Vanguardia Popular (VP), los resultados electorales del 6D son la consecuencia del fracaso del proyecto de la boliburguesía en el poder: de las políticas económicas y sociales que empobrecen aceleradamente a la mayoría de la población; del deterioro generalizado de las condiciones materiales y espirituales de existencia de todos los sectores de la sociedad; de una manera arbitraria y despótica de ejercer el poder que ha pervertido y degradado el discurso y la práctica de la función pública; de la grosera ostentación de lucro y arrogancia por parte de una nueva élite, enriquecida con los dineros de la corrupción y el narcotráfico, en contraste con las penurias padecidas por el pueblo, sometido a los rigores de la escasez, la carestía, la inseguridad y la crisis generalizada de todos los servicios públicos.
El pasado 6D el pueblo expresó con contundencia y rotundidad su profundo descontento frente al estado de cosas actual y su demanda urgente de cambio. En consecuencia, el gobierno no puede ni debe burlar la soberanía popular ni ignorar o desoír el clamor nacional que demanda un CAMBIO DE RUMBO. Y la nueva Asamblea Nacional no puede defraudar la confianza que le ha sido otorgada para conducir con serenidad y firmeza el proceso que lo haga posible.


COMPARTIR ESTE

0 comentarios:

¡Únete a Vanguardia Popular...Unidad Popular para el Progreso, sin Sectarismos ni Exclusión...!!