Vanguardia Popular ante la situación de la MUD en Aragua

Vanguardia Popular ante la situación de la MUD en Aragua

Parte fundamental de la actual estrategia de la MUD (Bases Estratégicas y Estructura Organizativa. Agosto 2014) consiste  en concebir a esta como una alianza de partidos políticos de carácter democrático. Su objetivo principal es: alcanzar el cambio político profundo que con urgencia reclama el país, a través de la vía constitucional, democrática, electoral y pacífica para establecer un Gobierno de Unidad Nacional. Según la MUD, esto será posible mediante estrategias y políticas unitarias acordadas con la participación de sus integrantes, lo cual no limita a los partidos políticos que conforman esta alianza para desarrollar sus propias políticas de crecimiento; siempre y cuando, estén enmarcadas dentro de las estrategias y políticas unitarias definidas.
Se reconoce, que existe una mayoría social descontenta con la gestión del gobierno, y una opinión política mayoritariamente contraria a ratificarle o darle su confianza a Maduro como Presidente. Sin embargo, “los estudios de opinión demuestran que buena parte de esa mayoría no expresa su apoyo a la alternativa democrática porque nos percibe divididos y sin una estrategia coherente. Tenemos que mantener viva en la mayoría de los venezolanos la esperanza de un cambio; y eso lo debemos lograr con hechos y conductas unitarias”.
La manera de consolidar alrededor de la Unidad a toda esa mayoría social y política que quiere un cambio, es comprometernos a respetar y ejecutar una estrategia común como única vía para darle unidad de mando y coherencia a un liderazgo colectivo como lo es la Unidad Democrática. El respeto a la estrategia común es la base para la confianza entre nosotros y para el éxito de la Unidad. Una conducta distinta juega en favor de la estrategia del gobierno. Sin eso, es prácticamente imposible avanzar con éxito en la batalla política y electoral contra el gobierno. El momento exige claridad y definiciones en nuestras acciones.

¿Se parece esto a lo que ha ocurrido en Aragua? Para nadie es secreto, pues así fue publicado en los medios de comunicación (martes 28-07-2015), que ahora tenemos una MUD dividida en dos toletes, cada una con su respectivo Secretario Ejecutivo, su lugar de reuniones y su propio grupo de partido políticos ¿Son acaso estos ”los hechos y conductas unitarias” que reclama la estrategia para “mantener viva la esperanza de un cambio en la mayoría de los venezolanos”? ¿Es esa la claridad en nuestras acciones que exige el momento? ¡Definitivamente NO!; y los responsables de este desaguisado, en caso de mantenerse, tendrán que asumir sus respectivas responsabilidades por las consecuencias de una conducta que juega a favor de la estrategia del gobierno.
Comprensible es que existan y se manifiesten diferencias, tal como ha ocurrido siempre, en el seno de una organización tan compleja como la MUD, constituida por un elevado número de partidos políticos, cada uno con ideología e intereses propios; lo que no se puede justificar, porque es un suicidio político, que la situación señalada anteriormente ocurra cuando estamos a las puertas de un proceso tan crucial para el país, como son las próximas elecciones parlamentarias.  
La inconformidad y la crítica que pueda existir ante las actuaciones individuales o grupales de alguno, de algunos o  de todos los factores que conformamos la organización, debe ser planteada y argumentada correctamente en el seno de esta, debe ser debatida buscando las alternativas que permitan superar adecuadamente los problemas, sin afectar la cohesión y la indispensable unidad interna sin lesionar la confianza entre sus miembros. Pero ello solo es posible poniendo las cartas sobre la mesa, discutiendo abiertamente, con franqueza y con respeto mutuo. No podrán resolverse las diferencias manteniendo posiciones inamovibles, negándose al diálogo constructivo; no al diálogo de sordos, sino al diálogo en el cual priven los intereses mayoritarios del pueblo venezolano que aspira a un verdadero cambio, por encima de los intereses individuales, sean estos personales, de partido o de grupo, que con su actitud demuestran no estar en sintonía con el tipo de cambio esperado. En otras palabras, demostrando ser consecuentes con el carácter democrático de la MUD; lo que significa: totalmente contrarios al sectarismo, a la imposición, al chantaje, al ventajismo y a cualquier otra práctica ligada a la vieja política o al autoritarismo que dicha organización unitaria se plantea derrotar.
Vanguardia Popular (Aragua), una vez más, por encima de sus públicas y reiteradas diferencias en cuanto a los procedimientos excluyentes puestos en práctica para tomar decisiones, entre ellas la escogencia de las candidaturas, ratifica su compromiso con los principios fundacionales de la MUD y con la unidad superior, con la unidad expresada en la TARJETA ÚNICA, con la unidad nacional que reclama nuestro pueblo y es indispensable para que se produzcan tales cambios; por tales razones, manifiesta no ubicarse de parte de ninguna de las dos agrupaciones constituidas, y hace un llamado solidario a recuperar la cordura, a establecer puentes de comunicación y entendimiento que permitan reunificar de inmediato la organización fracturada y desarrollar el liderazgo colectivo. ¡Vanguardia Popular compromete sus esfuerzos en este sentido!

COMPARTIR ESTE

0 comentarios:

¡Únete a Vanguardia Popular...Unidad Popular para el Progreso, sin Sectarismos ni Exclusión...!!