ESTADO DEMOCRÁTICO DESCENTRALIZADO Vs. ESTADO COMUNAL

Como es conocido el Estado Democrático Burgués nace en el siglo XVIII con la revolución francesa y la sustitución de la monarquía por la república y con ella los siguientes preceptos: la primacía del imperio de la ley, la igualdad ante la ley, la separación y control entre los poderes, la alternabilidad en los cargos de elección popular, la responsabilidad e idoneidad de los funcionarios públicos, la publicidad de los actos públicos y la rendición de cuentas en oposición al secreto de Estado, así como el respeto y la tolerancia ante las ideas opuestas.

Pautas cumplidas a medias ya que muchos gobernantes al llegar al poder dejan de obedecer los designios de sus pueblos, convirtiéndose en dueños y señores y planifican su permanencia indefinida en el poder. 

Lo más cercano a ese modelo fue el llamado puntofijismo en nuestro país, que para 1980 ya lucía agotado, por lo cual se fue remozando con la descentralización de la administración pública y la elección directa de gobernadores y alcaldes. Pero no se avanzó mucho porque quedaron intactas viejas formas de hacer política, creando desilusión en una población que desde hacía tiempo venía reclamando cambios de fondo. 

Luego nace el actual régimen que da un giro hacia atrás, recentraliza y concentra un poder sin precedentes en la historia. Y muy a pesar de 14 años de fracaso, Chávez es reelecto el 7 de octubre, por lo que decide revivir la propuesta del “Estado Comunal” derrotada en el 2007. Con la que pretenden desmantelar los débiles poderes intermedios, gobernaciones y alcaldías, y reforzar el Estado inconstitucional y/o paralelo que han ido construyendo, propiciando más clientelismo y mayor control social sobre los sectores populares. 

¿Y que hay detrás de todo esto? pues más capitalismo y despotismo, porque si fuesen coherentes con su discurso, lo primero que tendrían que suprimir es la institución Presidencial, que es la principal base de sustentación del actual Estado burgués, lo cual si le daría un carácter revolucionario a la propuesta, pero ¿se atreverían hacerlo? Indudablemente que no, porque en el fondo su objetivo es reforzar su hegemonía militarista y autoritaria y promover un pensamiento domesticado y sumiso al monarca, que confisque las aspiraciones de emancipación de los más humildes y los trabajadores. 

Venezuela requiere restablecer y profundizar la democracia y la descentralización, una nueva división político territorial con más municipios y que estos a su vez se subdividan en órganos de participación cercanos a la gente, donde las comunidades tomen decisiones y ejecuten políticas públicas, que no es lo mismo que ser objeto de la repartidera de dadivas y de lo poco que les queda de sus latrocinios, esto podría crear una fuerza social capaz de decidir su destino en forma autónoma y controlar esas estructuras con principios éticos y morales. 

Ing. Golfredo Dávila
Sec. General de Vanguardia Popular en el Zulia

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Únete a Vanguardia Popular...Unidad Popular para el Progreso, sin Sectarismos ni Exclusión...!!